Scroll to top
© 2019, Conservas Remo

Cómo mantener nuestras conservas una vez abiertas

Te vamos a contar una historia que seguro que te suena. Llegas a casa hambriento, abres la nevera y no queda ni un táper. Abres la despensa y  te encuentras una lata de bonito del norte que va de fábula con el único tomate que te queda y un poco de queso fresco.

Un manjar que preparas en cinco minutos sin darte cuenta y empiezas a disfrutar como loco ¿Qué pasa después? Que estaba delicioso pero tú solo no puede acabarte toda la lata y decides guardarla en la nevera para otro día.

Te ha pasado, ¿verdad? Lo que quizás no sabes con seguridad es como mantener tus conservas en la nevera para que aguanten y no pierdan ni una pizca de su increíble sabor.

Frigorífico

Te damos algunos consejos para mantenerlas de la forma más óptima y poder disfrutarlas más tiempo:

  1. Un truco súper interesante es que cuando sirvas una lata no deseches su caldo o liquido original. En muchas ocasiones lo desechamos de la lata ¡Error! Guárdalo hasta que retires la mesa, así podrás incluirlo en el nuevo envase que metas en la nevera.
  2. ¡Olvídate de film o papel de aluminio! Estas técnicas para conservas alimentos no son del todo efectivas ya que no envasan al vacío, la entrada de aire es el peor enemigo de nuestras conservas una vez abiertas
  3. Opta por un táper hermético o un tarro de cristal. Estas dos opciones son lo mejor para mantener nuestras conservas como recién abiertas. Introduces lo que haya sobrado de tu lata junto con su líquido, cierras bien ¡y a la nevera!
  4. Intenta que el envase donde guardes tu conserva tenga el mínimo espacio libre. Es decir, si sobra mucho espacio en el envase este se llenará de aire ¡Siempre que lo puedas llenar hasta arriba, mejor!

Publicaciones relacionadas

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *